jueves, 22 de mayo de 2008

Hasta siempre

Antes de nada, ponga algo de música para dar mayor emotividad al asunto.


Siempre es difícil decir adiós. Pero así es, ha finalizado el curso y debemos despedir el blog que ha servido de base para realizar nuestro trabajo. Quizás no ha acabado siendo el resultado esperado, o quizás ha sido más de lo que se esperaba. Ante todo, debo decir que desde luego, a mí me hubiera gustado poder hacer más; pero no ha podido ser por diversos motivos: ya sean de ámbito personal, como en el aspecto laboral, o otras índoles que ahora mismo no vienen al caso.

"El árbol de la medicina" ha durado 6 meses exactos desde su primera entrada, allá en el lejano día del 22 de noviembre, cuando se comenzó el proyecto. El embrión creció y se desarrolló durante largo tiempo, hasta acabar convertido en un viejo cuya vida se agota. Apenas le quedan unos minutos de vida, antes de dar el visto bueno y trepanar su vida como si de eutanasia se tratase.
En un comienzo, iba a llamarse "El árbol de la ciencia", en honor a la novela homónima de Pío Baroja, e iba a hablar de los diversos aspectos y campos del saber y de la práctica científica. Pero se decidió una especialización, convirtiéndose en aquello que vemos ahora.

Quizás haya resultado de su agrado, quizás no. Muchas cosas quedaron en el tintero, y es posible que se pierdan entre rollos de pergamino mental, al igual que otras miles de cosas a las que no valoramos, pero poco a poco desaparecen. Sea como sea, el caso es que parte del esfuerzo se perderá entre recuerdos olvidados y pensamientos reprimidos. Aunque, como dicen, la intención es lo que cuenta.

"El árbol de la medicina" surgió de mano de dos jóvenes estudiantes del último curso de bachiller, para la asignatura de Ciencia, Tecnología y Sociedad. Ahora, ambos se despiden, aplaudiéndoles si siguieron el curso de dicho trabajo, e invitándoles a comenzarlo si aún no lo hicieron.

Cómo ya anuncié con el título, esto es la despedida. Hasta siempre.

Por cierto, disfrute de la música si todavía permanece, y si no es así, busque una nueva canción. La merece por llegar hasta aquí.

3 comentarios:

Astaroth dijo...

Qué genial soy. He hecho una mezcla emotiva con toques periodísticos y algo de drama.

Así queda.

Atalaya dijo...

hahaha me encanta, no lo hubiese hecho mejor

por cierto soy fran pero paso de loggearme;


la cancion es lo mejor pero un November Rain tb hubiera quedado bien;

"Cause nothing last forever eventough november rain"


mierda al final me tengo q registrar

LUG dijo...

Bonita despedida y yo, como "mirón" del asunto, no puedo por menos que ampliar la felicitación por el proyecto, luminaria de esperanza en un curso de CTS especialmente ceniciento. Aunque en los últimos tiempos el ritmo decreció, lo realizado compensa el apagón.

En definitiva, gracias por el trabajo y mucha suerte en los postres del curso que ya acaba.

Salud y librepensamiento

Luis G.